domingo, 29 de abril de 2012

Voz en Verso

Llevo demasiado tiempo intentando crear un blog, en el cual retomar una de mis pasiones: recitar. No soy rapsoda, nunca lo he sido, pero desde siempre me encantó el maravilloso mundo de la radio. Y es por eso que, animada por algunos amigos que realizaban esa labor por internet, un día me decidí a coger el micrófono y emitir a modo de pasatiempo... pero el pasatiempo fue derivando en algo más que hacer un programa -o dos- semanales, en el que hablar de poesía, relatos y teatro. Esos programas abrieron una puerta en mi corazón donde se coló (sin llamar) la maravillosa sensación que provocaba y provoca en mí, leer en voz alta, sentir en voz alta, recitar en voz baja... Se convirtió en una simbiosis entre poeta y voz, entre letra y voz, entre el alma de otro y mi alma. Y descubrí que mientras me dejaba llevar por los versos, mi voz se tornaba de colores, se mecía en la alegría, se retorcía en el dolor, y todo aquello lo hacía mío... lo hago mío cada vez que leo unos versos. Es por eso que, lo que conservo de aquella época, algunos, recitados en directo, otros grabados a conciencia con algo más de calidad, quiero recopilarlo en este espacio.
Me encantaría recibir sugerencias, opiniones, consejos... todo lo admito. No soy una profesional, sino una enamorada de la rapsodia, y es por lo que cada palabra vuestra, tuya, servirá para mejorar este camino que llena mis ratos de ocio.
Sólo me queda agradecer a algunas personas su apoyo durante años, no daré nombres, porque ellos saben quiénes son: mi amiga y hermana, un gran amor del pasado, un gran amigo del pasado y del presente, y un amor del presente que se proyecta al futuro. Gracias por animarme, por admirarme (cosa que no merezco) y por alentarme a no dejar de hacer lo que realmente me gusta: recitar.

Ana Álvarez (Khala)
Publicar un comentario